sábado, 5 de junio de 2010

Carta al abuelo

Por NATALIA ALTAMIRANO

Consigna: Redactar una carta breve empleando palabras graves con tilde

Antes de morirte de cáncer te quería pedir que me regalaras tu automóvil. Te prometo que no voy a chocar a nadie. En tu funeral te regalaré una placa de mármol, recordándote lo amarrete que eres.
Te cuento que mi hermano se fue a la cárcel a ver a su esposa a la que hacía seis meses que no veía. Después de eso, se despidió de ella y se fue a ver el partido de fútbol de Estudiantes contra Lanús.
El tío Samuel se fue a ver la exposición de la saga de “La guerra de las galaxias” y compró una réplica de la espada láser de Darth Bader y le pegó al guardia en el fémur porque estaba ebrio. La policía lo detuvo por dos días. Luego fue a su casa a ver el viejo álbum y lloró amargamente por no tener a su familia con él. Después de eso, se ahorcó con el cable de la plancha.
Mi hermana se va a casar con su novio de la secundaria, es más grácil que ella, es más bajo que ella, por eso para besarla tiene que pararse en un banquito. Habría sido más fácil casarse con alguien de su altura. En fin, esta, abuelo, es una historia de amor y muerte.
Con cariño,
Nati.

2 comentarios:

  1. qué buen ejercicio. genial. que dulce la nietita. ja

    ResponderEliminar
  2. No me acordaba que habia escrito esto. jaja, siempre mis cuentos muy flasheros como el de chocolate con mani. :)

    ResponderEliminar